Noruega le dará a su famoso Banco Mundial de Semillas una bóveda hermana que tendrá como función preservar la información más importante de la humanidad.

Esta nueva bóveda se llamará oficialmente el Archivo Mundial del Ártico y compartirá la misma montaña del Banco Mundial de Semillas. El gobierno de Brasil y México ya se ha contactado con los representantes del proyecto en Noruega y esos serán los primeros países en depositar copias de sus archivos importantes.

La bóveda será construida en una antigua mina de carbón que fue abandonada hace más de 20 años. Este sitio fue elegido por que pertenece a una zona desmilitarizada, las condiciones dentro de la mina son estables y la misma montaña sería capaz de resistir ataques y desastres naturales.

Mil años de seguridad

El Archivo Mundial del Ártico será controlado y supervisado por la compañía Piql, quienes han desarrollado la tecnología de películas fotosensibles que será utilizada como principal medio de almacenamiento.

“Creemos que podemos guardar los datos usando nuestra tecnología durante un total de 1,000 años. Los datos digitales conservados, serán escritos en la película fotosensible. Así que básicamente escribiremos información en forma de gigantes códigos QR.”

— Katrine Loen Thomsen

No se han dado detalles de cuánto costará construir está nueva bóveda ni cuándo estará lista, pero si tomamos como referencia la Banco de Semillas podríamos esperar que los primeros ingresos de información inicien en 2020 y esperamos que nunca tengan que utilizarse.

Vía | NRK

Por el momento no hay comentarios