Memphis Meats es una startup ubicada en San Francisco, Estados Unidos, que ha reclamado el título de ser el primer fabricante en crear tiras de pollo directamente en laboratorio, esto gracias al crecimiento controlado de muestras de carne.

Memphis Meats anunció su creación como “la primera tira de pollo producida sin el animal” y el pasado 14 de marzo invito a un grupo de degustadores para escuchar su opinión, quienes después de probarla aseguraron que su sabor no se puede diferenciar del pollo regular.

El proceso para conseguir estos alimentos consiste en cultivar tejidos orgánicos a partir de muestras originales de carne, por el momento este método no es viable a nivel comercial, pero el potencial de esta tecnología ha provocado un gran interés por parte de los inversionistas y Memphis Meats espera abaratar los costos de producción para el 2021, al nivel que sea posible vender esta carne de laboratorio a las personas.

Más que pollo

Esta misma startup se encuentra desarrollando más que tiras de pollo, ya que desde febrero pasado anunciaron que se encontraban produciendo albondiguillas de res y carne cultivada de pato. Además, esta compañía no es la única que se busca producir alimentos desde el laboratorio, otras firmas como Mosa Meats, Impossible Foods y Beyond Meat también quiere revolucionar la manera en la cual obtenemos nuestros alimentos.

Considerando que el mercado de la carne mueve más de $200,000 millones de dólares en Estados Unidos, no debe sorprendernos que tantas empresas busquen revolucionarlo. Además, la empresa que domine estos métodos podrá proporcionar una alternativa limpia y más amigable con el medio ambiente a nuestra necesidad de alimentos.

Si en un futuro la carne que consumimos es creada en un laboratorio, no tendríamos que preocuparnos por el trato animal al momento obtener nuestros alimentos, las grajas producirían menos emisiones de gases de efectos invernadero y el hecho de que la producción dependa de un proceso de laboratorio promete que se podría optimizar para ser más barato que los medios actuales para obtener carne.

Con tanto dinero involucrado y tantos beneficios potenciales, estamos seguros que seguiremos escuchando muchas noticias interesantes sobre la carne de laboratorio, sin embargo, esto también significa que deberemos hacernos algunas preguntas claves, ¿es seguro consumir este tipo de alimentos?, ¿que impacto tendría esta tecnología en las granjas tradicionales?, ¿se podría combinar estos métodos con la impresión 3D? Esperamos que para el 2021 podamos contestar estas y muchas otras dudas.

Vía | Business Insider

Por el momento no hay comentarios