Cuando Tesla presentó en 2015 su Powerwall dejó en claro que la idea detrás del producto era la de ofrecer la pieza faltante de su sistema de energía sustentable para los hogares. Ahora, dos años después, Nick Pfitzner puede ser testigo, gracias a su factura eléctrica, de la efectividad de este producto.

Pfitzner fue el primer australiano en instalar un sistema de energía solar que incluyera el Powerwall de Tesla como sistema de control y almacenamiento y, después de un año, su factura eléctrica le ha dado la razón respecto a esta decisión. En 2015 el costo anual que debía pagar por electricidad ascendía a los $2,289 dólares, para 2016 ese mismo servicio no superó los $178.71 dólares, lo que se traduce en un ahorro del 92%.

Al final del día, todo es una inversión

En la entrevista que Pfitzner proporcionó a Choice indicó que el costo total del sistema instalado en su hogar fue de $16,790 dólares. Según sus propios cálculos, en el mejor de los casos vería un ahorro en su factura eléctrica del 80% y su inversión retornaría en un tiempo estimado de 14 a 16 años.

Este periodo de tiempo es similar al promedio que proporciona Tesla respecto al retorno de inversión, sin embargo, si el ahorro experimentado por Pfitzner es consistente su inversión se pagará en tan solo 8 años, incluso considerando los servicios de mantenimiento y cambios de piezas.

Pero al final del día, esto se pone mejor para este orgulloso propietario, ya que la red eléctrica de Australia permite que los usuarios de energía solar inyecten a la red el excedente producido. Para Pfitzner esto representó, en un trimestre, un crédito a su favor de $50 dólares.

Gracias a este sistema y a los incentivos del gobierno, el número de hogares con paneles solares aumentó de 500 a 6,500 entre el 2015 y el 2016, y para finales de 2017 se espera que este número se triplique hasta los 19,000 hogares.

Si a esto le sumamos que cada día estos sistemas son más baratos y más eficientes, podemos estar seguros que la adopción de esta tecnología en Australia solo podrá acelerarse.

Vía | Choice

Por el momento no hay comentarios