RepuTex, uno de los grandes analistas de producción de energía, reportó esta semana que las energías renovables se han convertido en la opción más barata en Australia, y esto incluye los costos de producción, transformación y almacenaje.

En los últimos años había sido el gas natural la opción que ostentaba el título de ser el sistema de producción de energía más barato, sin embargo, los precios internacionales del gas han aumentado y los costos de paneles solares y sistemas de almacenaje han disminuido cada año, lo que se traduce en que el costo real de las energías renovables se ha vuelto más asequible.

Opciones para cumplir

El estudio realizado por RepuTex buscada determinar cuál era la mejor opción para que Australia pudiera cumplir con el Tratado de París. De acuerdo a la información proporcionada, la primera opción de ese país para eliminar sus emisiones de CO2 era apostar por la tecnología Carbon Capture and Storage (Captura y almacenaje de Carbón), sin embargo, esta alternativa parece que no estará disponible de manera comercial hasta el 2030.

Australia no puede esperar tanto tiempo y parece que su mejor apuesta será el invertir más en las energías renovables. Según RepuTex las opciones del gobierno son:

“… reducir en un 26% las emisiones de C02 para el 2030 o depender al 100% de las energías renovables para el 2050.”

A primera vista pareciera que la alternativa de aplicar la tecnología de Carbon Capture and Storage tiene las de perder, ya que además no de estar disponible hasta el 2030, también resulta ser un sistema costoso. Sin embargo, el optar únicamente por las energías renovables supone apostar por la alternativa más lenta.

Considerando que el tiempo no está a nuestro favor, la recomendación final sería invertir en ambos escenarios en una proporción que solo podrá ser determinada por la investigación y finalmente, por la política y la intención de generar empleos.

Vía | RepuTex

Por el momento no hay comentarios