El próximo explorador terrestre que llevará la NASA a Marte ha concluido sus etapas de revisión y aprobación y ahora la agencia está lista para iniciar el diseño final y la construcción del Rover Mars 2020.

Este vehículo de exploración partirá de la tierra en el verano de 2020 y se espera que llegue al planeta rojo para febrero de 2021. Sobre él se han diseñado una gran cantidad de equipo por parte de la NASA y otras agencias e instituciones, como universidades y centros de investigación de Francia, España y Noruega.

El diseño de este equipo le permite recorrer espacios más complicados que hubiesen sido imposibles para sus antecesores. Además, la capsula de aterrizaje puedo determinar de manera más exacta el momento en el cual abrir el paracaídas, esta tecnología permite tener más lugares seguros para aterrizar y su éxito será clave para poder garantizar la llegada de humanos al planeta.

mars-2020-rover

Acercando la humanidad a Marte

El Mars 2020 tiene como objetivo recoger rocas marcianas haciendo uso de un taladro de extracción, pero también tomará las muestras y las preparará en casi 30 tubos especiales que depositará en localidades específicas para ser recuperados por futuras misiones a Marte y posteriormente traerlas  a la tierra para realizar análisis profundos.

“El rover Mars 2020 es el primer paso para una posible campaña multimisión que devolverá muestras cuidadosamente seleccionadas y selladas de las rocas y el suelo marciano a la Tierra… Esta misión marca un hito importante en el camino de la NASA a Marte, para determinar si la vida ha existido en Marte y para avanzar en nuestro objetivo de enviar seres humanos al planeta rojo”

— Geoffrey Yoder

Este rover también buscará pruebas de vida en el planeta por sí mismo y nos proporcionará información relevante sobre la atmósfera y el suelo de Marte. Lleva incluso una serie de micrófonos y cámaras que permitirá seguir de cerca al aterrizaje y proporcionarán información clave para crear sistemas seguros que puedan ser utilizados por humanos. Esperemos que el diseño final y la construcción sean un éxito para no ver retrasada la misión del 2020, de la cual estaremos muy pendientes.

Vía | NASA

Por el momento no hay comentarios