Bioingenieros de la Universidad de San Diego California, publicaron los resultados de su más reciente desarrollo, el cual consiste en una prueba de sangre capaz de detectar varios tipos de cáncer e incluso, determinar la ubicación del mismo.

Para detectar el cáncer mediante una prueba de sangre se escanea en la muestra el ADN liberado por las células tumorales que mueren, este estudio permite determinar si el paciente tiene o no cáncer y en algunos casos el nivel de avance de la enfermedad.

La novedad de esta prueba es su capacidad de localizar el Cáncer, característica que es posible gracias a que el estudio de la muestra de sangre busca también por el ADN de las células sanas que han muerto a causa del cáncer. Cuando un tumor avanza en el cuerpo, este lucha por nutrientes y espacio de tejidos sanos, lo que causa la muerte de tejidos alrededor del tumor, el identificar el ADN de las células afectadas se puede determinar el tipo de tejido y la ubicación del cáncer.

Kun Zhang, jefe de investigación del proyecto, indicó que este descubrimiento fue casi accidental.

“”Hicimos este descubrimiento por accidente. Inicialmente, estábamos tomando el enfoque convencional y sólo buscábamos señales de células de cáncer tratando de averiguar de dónde venían. Pero también estábamos viendo señales de otras células y nos dimos cuenta de que si integráramos ambos conjuntos de señales, podríamos determinar la presencia o ausencia de un tumor, y localizar el cáncer””

— Kun Zhang

Menos operaciones más pruebas

El estudio ha sido respaldado por el Instituto Nacional de Salud y el siguiente paso es aplicar su investigación a la etapa clínica, para lo cual requerirán el trabajo de oncólogos expertos en el área. De completar la siguiente etapa, la prueba capaz de detectar y localizar el cáncer con una sola muestra de sangre estará muy cerca de ser realidad en las clínicas.

El objetivo final de esta investigación es la de proporcionar otra alternativa a los métodos de detección actuales que permitan que más personas puedan realizar pruebas efectivas para detectar el cáncer, esto se traduce en que se podrá identificar la enfermedad en etapas tempranas y así aumentar los casos de éxito.

Sin intervenciones quirúrgicas y con un alto grado de exactitud, la prueba de sangre para detectar y localizar el cáncer se podría convertir en el próximo estándar de la lucha contra esa enfermedad, para la cual la cura es ahora casi segura si se identifica en etapas tempranas.

Vía | UCSD News

Por el momento no hay comentarios